El Escribidor.

Lunes, 24 octubre 2005

En el dormitorio.

Filed under: Posts de Pelicula(s) — Miguel A. Labarca D. @ 9:51 am

El Viernes compré "In the Bedroom" (En el Dormitorio) a un suplementero. Se supone que era una promoción de El Mercurio, pero el tipo me dijo que para qué le iba a comprar El Mercurio; que me la vendía así no más. Que me han dicho, compré dos películas (ya hablaré de la otra) y disfruté de la superioridad moral de tener, alguna vez, una película original. Costó $3.490 y el Domingo confirmé que valía cada uno de sus pesos.
"In the Bedroom" es una película del 2001 ambientada en un pueblito rodeado de bosques en Nueva Inglaterra. La historia es simple, pero perfecta en cada uno de sus detalles. Es de esa casta de películas que, siendo buenísimas, pasan casi desapercibidas: director cuasi desconocido, ningún "actor gancho", historia sin aspavientos y cero parafernalia visual. El tipo de películas que podríamos perfectamente hacer en Chile. De hecho, viendo esa locación con lagos, bosques, pueblo chico y calles húmedas, pensé que la historia hubiese funcionado perfecto en Puerto Montt o Puerto Varas. Sería cosa de cambiar las langostas por salmones. Y de tener un director capaz de enfrentar una historia así de tremenda con ese grado de sobriedad y realismo.
Es asombrosa la capacidad de la película para hacerte SENTIR como REALES cosas que, a fuerza de ver miles de veces en miles de malas películas, parecían habernos perdido su capacidad de conmovernos o asombrarnos.Si no la han visto, dejen de leer, vayan a un kiosco cercano, cómprenla y véanla. Si la vieron, están autorizados para seguir leyendo.

A pesar de su simpleza temática, como bien apuntó mi amigo Guzmán hace unos días, hay algo que decir en cuanto a la estructura de la historia. (Insisto, no sigan leyendo si no la han visto.) Si tuvieramos que resumir, podríamos decir que la historia trata sobre la venganza de un padre al que le matan un hijo. Y si, como guionistas, nos encargaran contar esa historia, lo lógico, la receta, la eficiencia, el requerimiento de nuestros expertos jefes, sería situar el "inciting incident", es decir, la muerte del hijo, bien al comienzo de la historia. En cambio, lo que hacen los guionistas en éste caso, es colocar el asesinato en el primer tercio, como final del primer acto. Con menos maestría podrían haberla cagado, pero en este caso la demora logra tres efectos positivos para la historia:
1) En primer lugar, tenemos tiempo de meternos en la atmósfera del pueblo y en la psicología de los personajes. La sensación de "realidad" de la película, se puede explicar, en parte, por ésta demora.
2) En segundo término, la sorpresa (el conocido efecto "Psyco".) La puesta en escena de la primera parte nos sugiere una película centrada en relaciones y conflictos familiares, no la historia de sangre que nos prepararíamos para ver si la historia partiera con un asesinato. Cuando el crimen ocurre, la sorpresa es superior.
3) La muerte del hijo deja al espectador huérfano y desconcertado al privarlo, de improviso, de uno de los protagonistas de la historia. El desconcierto, la incertidumbre, el vacío, la estupidez y gratuidad de la muerte son sensaciones que, gracias a ésta "orfandad de protagonista", el espectador comparte con los padres.
Todo lo anterior, sumado a una puesta en escena clásica (en el sentido de "invisible"), un trabajo magistral de actores y, no olvidar, una gran banda sonora, nos dejan con un resultado simple, pero inmejorable: una buena historia muy bien contada.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: