El Escribidor.

Jueves, 3 noviembre 2005

“Días de Campo”

Filed under: Posts de Pelicula(s) — Miguel A. Labarca D. @ 2:30 pm

Prólogo para gente que crea-insensatos ellos- que hay cosas más importantes en la vida que encerrarse en un cine: Raúl Ruiz, director de "Días de Campo" es una conocida/desconocida eminencia. Probablemente el director Chileno más importante de todos los tiempos, ha hecho más de cien películas; algunas en Chile, muchas en Francia. Además de Director, Ruiz es un teórico del Cine. Más allá de hacer películas para contar un cuento y dejar al público contento o emocionado, Ruiz hace películas buscando nuevas formas de narrar, sugerir, significar, demostrar o ocultar a través de una cámara de cine (o video).

Antes de "Días de Campo" sólo había podido ver "Palomita Blanca" que encontré formidable, "El Tiempo Recobrado," que me durmió, heló los pies y lastimó la espalda en una terrible función del Biógrafo y "La Comedia de la Inocencia," que me durmió dulce y pacíficamente en el Parque Arauco.
Comprenderán que entré preparado para cualquier cosa a la sala más chica del Hoyts de Huérfanos. Pero, contra lo esperado, "Días de Campo" logró atraparme y, de alguna forma, sintonizarme con sus coordenadas de absurdo, nostalgia y extrañeza.
Dos viejos conversan en un bar asumiendo con naturalidad su condición de muertos en vida. Es difícil no ver en los viejos al mismo Ruiz encontrándose con gente que le comenta que lo creía muerto. Recuerdan el campo (o el sueño del campo). Campo chileno -muy chileno- de comienzos del siglo pasado. Campo no lineal y, contra lo esperable, campo centrado no en el "campo" sino que en el interior de la sombría, inmensa, polvorienta y desvencijada casona en la que conviven desocupados patrones con complicada y copuchenta servidumbre. La preocupación del día es que se le servirá a las visitas para el almuerzo. La relación entre Patrones y Nanas, media Donosiana a veces, es uno de los pilares de la película. El Chile que retrata Ruiz se fue, pero hay cosas que se mantienen. ¿Cuántas veces hemos escuchado la chilenísima declaración de que una nana es "como" de la familia? Ese "como-de-la-familia" que resume en una frase todas nuestras culposas contradicciones. "Comodelafamilia" que dice al mismo tiempo: no es de la familia, de hecho, apenas "es", pero me siento culpable y rasgo mis vestiduras por si acaso.
"Días de Campo", está en las antípodas de las películas-rompecabezas-causa-efecto que defendí al hablar de Memento. Es, de alguna manera, un rompecabezas que no tiene solución ni pretende tenerla. De hecho, el mismo hecho de tratar de analizarla puede ser un sin-sentido. El ejercicio correcto (pero que me cuesta mucho) parece ser dejarse llevar sintiendo más que analizando.
Mientras una película tradicional intenta, por lo general, "sumergirte" y hacerte olvidar que estás viendo una película, Ruiz parece querer recordarte a cada segundo que todo es una ilusión. Las composiciones de los encuadres son rebuscadas y usa intensivamente el dolly (cámara sobre rueditas). Según me cuenta una fuente confiable, la idea es mover el punto de vista de la toma para mostrar constantemente lo que quedaría fuera de la toma (en un plano fijo) y de esa forma develarnos otros espacios y tiempos paralelos.
La fotografía merece mención a parte. Es simplemente video (ni siquiera HDV) pero se ve magistral. Todos los videistas sabrán lo difícil que es manejar contrastes y diferencias de luz. Acá no sólo no le hacen el quite, sino que los usan intensamente para retratar la casa sombría con espacios de luz desde las ventanas. Muchos puntos para Inti Briones.
Finalmente: la gotera. Mi baño se está goteando, así que el símbolo me llegó profundamente. Sospecho que la gotera omnipresente en la gran casona es símbolo de muchas otras cosas. Chile, lo sabemos bien, ha goteado y seguirá goteando por más que no esté lloviendo y el agua no venga de ninguna parte.

Anuncios

3 comentarios »

  1. Hola Mitch,
    Soy María Edith, quizás no te acuerdas de mi. Bueno, en todo caso, me llegó tu email con tu nuevo Blog, y me he dado un rato para leerlo, y la verdad es que me ha encantado. Entretenido, sobre todo porque también amo las películas. Ojalá sigas escribiendo lo que te sale del alma. Notable el artículo de los Edificios.
    Yo estoy en Noruega, así que me gusta leer sobre lo que ocurre en Santiago. Aquí es muy apacible y casi no hay edificios, muy diferente a Santiago.
    Bueno, un abrazo y suerte en todo.
    María Edith (ex estudiante de Uniacc, actualmente aprendiendo Noruego-jaja, como nos cambia la vida!)

    Comentario por Anonymous — Lunes, 7 noviembre 2005 @ 10:42 am | Responder

  2. Claro que me acuerdo. Suerte en Noruega y muchas gracias por los comentarios. Ojalá sigas produciendo por allá.

    Comentario por Mitch Gómez — Lunes, 7 noviembre 2005 @ 10:52 am | Responder

  3. 4×4\’s are the bomb!

    Comentario por rachael — Jueves, 11 enero 2007 @ 12:33 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: