El Escribidor.

Jueves, 1 diciembre 2005

¡Qué Viva el Agua!

Filed under: Posts de la vida. — Miguel A. Labarca D. @ 3:12 pm


"Agua Viva". Gran nombre para un gran local de sushi. Ayer celebramos en casa el cumpleaños de Andrea, que es hoy. Arreglé todo para que fuera una sorpresa. Regalo escondido y comida llegando al departamento justo a tiempo. Todo perfecto si no hubiese tenido la mala idea de comentar con mi mamá los planes. Mis padres están en Panamá y, no me pregunten como, mi mamá se las arregló para, desde Ciudad de Panamá, hablar por messenger con Andrea y comentarle "así que van a celebrar el cumpleaños…" Cosas de madres. Pero hoy el tema no es la familia. Hoy el tema es la comida. La comida y el cliente.
El Agua Viva es de los mejores lugares que conozco para comprar sushi. Ambiente no tiene, porque más que restaurante es una tienda de materias primas para sushi que, además, hace sushi. Además de algas, aliños y arroces, tienen un surtido de pescado fresco inigualable. En el Agua Viva no es raro ver llegar un cargamento de atún o pulpo fresco. Y en éste rubro, la frescura es el principal insumo. A eso súmenle una preparación sobria y delicada y un precio muy decente ($10.500 para dos personas) y entenderán por qué es mi primera alternativa para sushiar, ya sea comprando hecho o aventurarse a hacerlo seguro de la calidad de los ingredientes.
Así que Agua Viva fue la elección. Llamé en la mañana y coordiné el despacho para ayer a las 21. Expliqué que era una sorpresa. Al teléfono, el tipo asumió que estábamos de aniversario y no tuve ganas de precisar que era un cumpleaños. En la noche, la sorpresa, la única sorpresa, me la llevé yo. Además de la bandeja del sushi, impecable como siempre, la gente del Agua Viva incluyó, de regalo, una bandeja aún más grande con bocadillos de pescado y camarones apanados. Arriba un mensaje: feliz aniversario. Impactante. Y no es que sea cliente frecuente. De hecho, era primera vez que les pedía a domicilio. Repito, impactante.
Más allá del gusto del regalo y del gusto del sushi y los bocadillos, el mejor gusto fue vivir en carne propia un servicio que excedió totalmente mis expectativas. Uno sabe lo difícil que es tener una empresa y lidiar con clientes. Uno ha escuchado millones de veces teorías tontas sobre "servicio superior" o "satisfacción al cliente". Pero créanlo, ésto fue la teoría hecha carne (o pescado.) Y es que al final todo es cosa de perspectivas. El mercado puede ser a veces "cruel" y otras muchas imperfecto, pero cuando funciona a favor del cliente, es insuperable. Y es que en el fondo de un servicio superior hay un principio mucho más profundo y menos material: "ama a tu prójimo como a ti mismo."
Sé que, a éstas alturas, más de alguno está pensando que ésto es una especie de publicidad encubierta. Que me vendí por unos pescaditos, arroz hervido y una sonrisa…
¿Y saben qué más?
Están en lo cierto.

Agua Viva
Tobalaba 1183 (media cuadra al norte de Eliodoro Yañez)
232-5883

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: