El Escribidor.

Viernes, 16 diciembre 2005

Nostalgia en Narnia.

Filed under: Posts de la vida. — Miguel A. Labarca D. @ 9:39 am


Narnia tiene su trailer a toda pantalla y dolby surround. Aunque me gustan los osos polares del carruaje de la bruja, la cosa no me huele muy bien. Tuvimos de sobra con el Lord y ésto parece más y más de lo mismo. Igual la iré a ver, obvio, pero predispuesto al desastre, la indiferencia o la lata. La adolescencia es un estado eterno en el cinéfilo.
Pero hablemos de infancia. Narnia me recordó otras imágenes. Una noche cercana a navidad hace mucho tiempo, en la casa de Aguirre Luco, vi el comienzo de una película sobre las crónicas: "La Bruja, el Lobo y el Armario", se llamaba. Yo había leído el libro hacía poco y quedé hipnotizado. Y aterrado. Hacían una mezcla de personas reales y fondos falsos… ¿o lo confundo con alguna versión de Alicia en el País de las Maravillas? Reviso IMDB y me doy cuenta que la película no está en mi imaginación. Es una serie de la BBC de los setentas. Y es que las películas que nos marcan para siempre son, casi siempre, las que vemos sin querer, en la tele, muy chicos, sin saber cómo se llaman, quién actúa o quién dirige. Son las que nos aterran o alegran inexplicablemente, con efectos que luego seguiremos buscando como adictos que somos, pero que serán irrepetibles, como viajes inciáticos que fueron.
Recuerdo otra, que vi en Concepción, en casa de mi tía Sol: Japonesa, de animación. Era sobre dragones. Gente que se transformaba en dragones y dragones que eran gente. Un juego de rol antes que escucháramos de ello. El final era insólito. El protagonista se daba cuenta que era imposible ser un dragón. Y dejaba de serlo. Algo así.
Recuerdo otra de un perro gigante. La mascota de los niños crecía hasta que el ejército la trataba de bombardear. El primer Willy Wonka, claro, con leche con Quick de frutilla. Gotcha, el comienzo del paintball, que la vi escondido con Javier Rau porque salía una mina en pelota. Pero nos apagaron el video antes de llegar a esa parte. Tiempo después, en Concepción de nuevo, vi una sobre break dance y grafitis. Volví a la casa y rayé el papel mural de mi tía sol. Tenía siete años y superé para siempre la mala costumbre.
Terminator, la primera. Me la contaron como cinco amigos distintos. La vi años después, pero la película en mi mente era mejor aún. Lo mismo que Martes 13, todas las secuelas me las contaba Ignacio Rodríguez en tardes de pan con palta. Se me quedan en el tintero. Ustedes tendrán las suyas. Ando nostálgico. Debe ser el día nublado.

Anuncios

6 comentarios »

  1. Alguien se acuerda de una que era sobre una familia que se tranformaba en aviones? Era con personas, no en monitos. Y de hecho, me parece que era una serial. El papá era un robot metálico gigante. El hijo era un chinito con jockey (o ponji?) que se transformaba en un cesna. En un capítulo castigaban al pendejo a ser humano… No recuerdo más. Qué alguien me diga si soñé esto o existe de verdad.

    Comentario por Anonymous — Viernes, 16 diciembre 2005 @ 11:14 am | Responder

  2. La de los dragones a que te refieres supongo que es “El último vuelo de los dragones” ( http://www.imdb.com/title/tt0083951/ ). Fue de las que más me acuerdo de mi infancia, aunque el final era algo chanta: eliminar el mundo de la magia con principios matemáticos.

    Comentario por chambón — Viernes, 16 diciembre 2005 @ 12:22 pm | Responder

  3. ¡Qué infantil el comentario! “oj, oj…”

    Comentario por Anonymous — Viernes, 16 diciembre 2005 @ 12:25 pm | Responder

  4. Ok, anónima. Touché. No más chistes fomes. Lo prometo.

    Comentario por Mitch Gómez — Viernes, 16 diciembre 2005 @ 12:33 pm | Responder

  5. No creo que lo soñaste, sino que te refieres a una serie japonesa de los 70, llamado Space Giants (ni idea como la llamaron aca).
    Era de una familia de robots/cohetes que vivian en un volcan en japon.
    Los robots se llamaban, Goldar, Silvar y Gam (en orden de tamaaño) Habia un pendejo que tenia que soplar un pito para llamarlos, una vez para el menor, dos para Silvar y tres cuando la cosa era seria y tenia que llamar a Goldar.
    Como toda serie japonesa de la epoca habia un enemigo que vivia enviando unos monstros mula a la tierra y todo terminaba en una pelea donde se destruyan una maquetas mal hechas de tokio.

    No es por nada pero cuanta informacion inutil!!!

    Comentario por Dunga — Viernes, 16 diciembre 2005 @ 5:09 pm | Responder

  6. Siiiiiiiiiiiiiii! Dunga, tienes razón. Todo viene a mi mente ahora. Muchas, muchas gracias por traerme de vuelta un pedazo de mi infancia.

    Comentario por Anonymous — Viernes, 16 diciembre 2005 @ 6:08 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: