El Escribidor.

Jueves, 19 enero 2006

Preso en la pecera.

Filed under: Posts de la vida. — Miguel A. Labarca D. @ 4:52 pm


Es difícil recordar cómo eran los lugares antes de ser como eran. ¿Cómo era Kennedy con semáforos? ¿O cómo era Irarrázaval antes de tener esa jardinerita al medio? Sé cómo eran, pero no puedo verlo. Podría recordar algún rincón de Punta Arenas, Buenos Aires o Budapest, pero no puedo recordar qué diablos había en Plaza Italia antes del edificio de Telefónica. Somos animales de costumbre. Y la costumbre nos ciega a lo extraordinario. Tengo a Cortázar como notario público; debe ser cierto. Dicen que si pones un cristal en una pecera, al poco tiempo el pez dejará de darse hocicazos. Y que si sacas el cristal, el pecesito nadará circunscrito a su prisión imaginaria. Una frontera de agua invisible que se llama costumbre.

Por eso me gusta (todavía) tomar la línea de metro nueva. Llevé el auto al mecánico y bajé en la estación “Los Orientales”. Y mientras esperaba el tren, tenía plena y maravillosa conciencia de haber descendido a las entrañas del mundo para esperar un tráfago naranja al que llamamos “metro” y que hemos convenido en abordar sin asombro. Pero no es natural, no es simple, no es aceptable estar surcando un espacio previamente granito, tierra, agua y gusanos.
La costumbre es como un airbag que nos impide morir de espanto en cada esquina.

(Foto: Nemo, preso en su propia pecera)

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: