El Escribidor.

Viernes, 20 enero 2006

My own private Hollywood.

Filed under: Posts de la vida. — Miguel A. Labarca D. @ 4:36 pm


Tenemos oficina cerca del metro Salvador. Cruzamos el mapocho y estamos en nuestro propio Hollywood. El lugar donde los sueños y los billetes generan reaccionas neutrónicas, engendros bailantes, mutantes histriónicos y espejismos sonrientes.

La gente se ve mejor en persona que en televisión, ¿sabían? Las actrices normales, son, en verdad, espectaculares. Pero eso da lo mismo; mi señora lee ésto y en realidad yo no voy a ver actrices sino a ganarme la vida.
Con los programas pasa a la inversa. Los que se ven malos o fomes por la tele, si son de ellos, se ven simplemente geniales. Y ahí estoy yo, pantalones negros, camisa calurosa, zapatos incómodos. Laptop que no prende nunca. Ines Matte Urrejola tanto tanto, vendiendo el proyecto a alguien que ya ha escuchado demasiados:
– ¿Y por qué ese nombre? Necesitamos un mejor nombre.
– Claro, obviamente. Buscaremos uno mejor. Nunca nos gustó éste tampoco.
– ¿Y por qué cinco? Cinco es un mal número. Deberían ser tres… o catorce, como en VillaDulce.
– Por supuesto, nunca nos gustaron cinco. Mataremos a dos.
– Y otra cosa, al final, queremos una gran explosión. Y mi sobrino, que trabaja en una carnicería, debe hacer el papel de la foca.
– Ehhh, claro… explosión, nos encantan… pero… ¿qué foca…? ¿tú dices el lobo marino?
– Lobo, foca… es lo mismo. Lo importante es la moraleja. Valores positivos para los niños, recuerda. Siempre positivos.
– Sí, eso lo tenemos en cuenta. Nuestra moraleja es… es… el valor de la amistad y el cariño a la familia. Como el Correcaminos y el Coyote.
– El correcaminos es historia. Ren y Stimpy… los Castores Cascarrabias. Esas son moralejas que valen.
– Entiendo. Sobre el negocio, queríamos preguntarles…
– Ya habrá tiempo, hijo, ya habrá tiempo. Luego se reúnen con los abogados y firman los papelitos. No perdamos el tiempo en nimiedades. Pensemos en la música, la música es importante, sobretodo cuando usas títeres.
– ¿Cómo…? ¿Títeres…? Pero si nuestro proyecto es de animación flash.
– ¿Animación…? ¿O sea que tú no eres el de “Noticias Locas”?
– No. Yo soy de Animonitos, cinco animales provincianos que prueban suerte en…
– Ahh. Esos. Me acuerdo.
– …
– Bueno mándanos lo que hablamos, lo hablamos y de ahí hablamos.
– Este… bueno. Hablamos.
– Sí, estamos hablando.
Y yo, cansado de estar endeudado, sólo quiero pegar en la tele. Ganar mi primer millón. Pero el camino a la punta del cerro es largo, sinuoso y duro. Aunque, como diría el almirante Sepúlveda: si fuera fácil, no lo estaríamos haciendo nosotros.
Y eso siempre es un buen consuelo.

(Foto: Las letras en el cerro estaban demasido gastads así que fuimos por el paseo de la fama. El paseo de la fama debiera partir en Eliodoro Yañez y terminar en Inés Matte Urrejola con la estrella de Don Francisco. ¿Alguien recuerda a Don Francisco? Era un animador de mi época. Trabajé con él, de hecho, pero eso es tema de otro post. Y largo. Pero me extiendo mucho y esto es sólo comentario de foto. Un abrazo y buen fin de semana.)

Anuncios

1 comentario »

  1. No hay mucho que decir, es mejor desear “Suerte” sólo “Suerte”.

    Comentario por JC — Viernes, 20 enero 2006 @ 5:52 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: