El Escribidor.

Lunes, 13 febrero 2006

29

Filed under: Posts de la vida. — Miguel A. Labarca D. @ 2:19 pm


El miércoles pasado cumplí mi último año de la segunda década. Sumado a Animonitos el stress cumpleañístico justifica mis flojeras en el posteo de los últimos días.
No tengo rollos biológicos con la edad, así que la proximidad de los 30 me da lo mismo en ese sentido. No me he puesto guatón ni pienso ponerme. Mis huesos comenzaron a crujir a los 22 y seguirán haciéndolo sin remedio. Mi pelo sigue igual de molestosamente tupido y confío en que las canas y arrugas me darán mucho estilo, como a Clint Eastwood o Jack Palance.

Lo que da julepe del cambio de folio es el análisis espacio temporal de cercanía o lejanía con tus propias metas y ambiciones. En lo personal estoy donde quiero, pero en lo laboral las preguntas, abismos, atajos, laberintos y arcoiris siguen peligrosamente inciertos y convergentes. Muchos proyectos, poca plata, menos tiempo; una lucha constante con los elementos. Asintóticamente cerca, pero difícilmente en el punto exacto donde quisiera estar. Quien mucho Labarca, poco aprieta, me decía Ailén Camacho en el colegio. Y decía bien, así que deberemos afinar la puntería. Mientras estemos a tiempo.
Cuando renuncié a mi prometedor trabajo y dulce, muy dulce sueldo, trabajando en marketing en una super-mega-hiper multinacional, JC, mi jefe, me preguntó si había algo que él pudiera hacer para hacerme cambiar de opinión. Nada, le dije. Decisión tomada, hay que romper huevos para hacer la tortilla, lo paso bien acá, pero quiero hacer otras cosas. Entonces JC se puso muy serio y se lanzó una linea de diálogo memorable:
– Creo que estás rotundamente equivocado -dijo muy serio-. Pero está bien, porque yo tengo una teoría. Entre los 20 y los 30, uno tiene que tratar de equivocarse la mayor cantidad de veces posible, porque entre los 30 y los 40 no hay que equivocarse nunca.
Queda un año, queridos amigos. Éste es el tercer acto y final de la película. Espero que me acompañen en el descenlace.

Foto: ¡MAP is in tha house! Sacarse fotos como ésta es una muestra de los errores que no hay que cometer después de los treinta. Aprovechemos entonces.

Anuncios

3 comentarios »

  1. Felicidades Mitch,
    por tu cumpleaños y por este sitio. Entro todos los días, me gusta mucho, gracias. Suerte con tus proyectos y sueños, ojalá se hagan realidad tal como los imaginas, si no mejor. Te mando un beso.

    Comentario por Andi — Martes, 14 febrero 2006 @ 2:02 pm | Responder

  2. Felicidades Mitch,
    por tu cumpleaños y por este sitio. Entro todos los días, me gusta mucho, gracias. Suerte con tus proyectos y sueños, ojalá se hagan realidad tal como los imaginas, si no mejor. Te mando un beso.

    Comentario por Andi — Martes, 14 febrero 2006 @ 2:02 pm | Responder

  3. Que nos ea tragedıa grıega el fınal de la obra donde la profecia se cumple sıempre.

    Vamos Gomez que se puede !!

    Saludos de Istanbul.

    Rob

    Comentario por Rob — Sábado, 18 febrero 2006 @ 1:57 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: