El Escribidor.

Sábado, 18 febrero 2006

“Crash” de Paul Haggis

Filed under: Posts de Pelicula(s) — Miguel A. Labarca D. @ 10:01 am


Nada que ver con el de Cronenberg. Fuimos con Andrea para mi cumpleaños, presentamos mi carné en la boletería del Hoyts, me sonrieron y me dijeron “bienvenido, feliz cumpleaños” y me regalaron una entrada. Andrea pagó $1.600 con un boleto de la tarjeta del metro. Somos lo que en marketing se conoce como smart buyers. Y nos sentimos orgullosos.

Es imposible ver Crash y no pensar en Magnolia. Por ahí leí un comentario que la definía como una cruza entre Magnolia y Pulp Fiction. Algo de eso hay. 60% Magnolia, 20% Tarantino, 15% cine de gheto-denuncia (Spike Lee, “Boyz in the Hood”), 5% de oficio y cálculo, un guión que funciona como relojito.
Pero sería injusto decir que Crash es poco original por apegarse a esos referentes. Crash es tan original como cualquier buena película de género. Porque la película “Coral-buena onda-el mundo es un pañuelo” es ya un género, del que Magnolia es una pirámide practicamente insuperable, pero que aún deja espacio para grandes y llamativos edificios.
Revisando el pasado de su guionista y director, Paul Haggis, nos damos cuenta que antes del guión de “Million Dollar Baby” escribió durante años una tracalada de guiones para series de TV. Eso se nota para bien y para mal. Para bien en el sentido que Haggis es un narrador eficiente, claro y entretenido en todo momento. Nunca guatea y siempre sorprende tanto en contenido como en estructura. Lo malo viene del mismo lado: la tele (mala como la nuestra o mejor, como la gringa) obliga a ser muy explícito. Todo tiene que verse. Eso lo sufrí tratando de ser guionista para “Historias de Eva”. Me retaban: “Oye, las acciones de éste personaje son gratuitas, no están justificadas.” Para mi estaban perfectamente justificadas, pero ellos querían que estuvieran más que justificadas: que estuvieran EXPLICADAS y aún más, EXPLICADAS EN DIÁLOGO y peor aún EXPLICADAS EN DIÁLOGO PARA UN NIÑO DE CINCO AÑOS. Bueno, pero no vayan a pensar que Crash es así. Paul Haggis es infinitamente más sutil que Gastón Roca, pero de alguna forma Crash pierde algo de magia al ir TAN DIRECTAMENTE AL GRANO. Desde el comienzo es una película sobre el racismo y no trata de disimularlo. Todas sus teclas están en ese ámbito y las toca muy bien, pero se mantiene ahí.
Pero qué diablos, uno critica de puro lleno, de puras ganas que la película hubiese sido aún mejor. Porque ya quisiera escribir algo tan bueno como “Crash”. Acá, las tramas no son paralelas, sino que convergen, se cruzan y se potencian de manera fantástica. Me acordé mucho de un guión ambientado en el mundo de las micros que llevo años pensando y corrigiendo. También tiene historias múltiples y muchas veces me he autocensurado con los cruces en las historias. “Nadie va a creer que éstos dos personajes que se encontraron por casualidad, vuelvan a encontrarse nuevamente en un momento tan conveniente para la progresión dramática,” pienso. Pero Haggis, con su oficio y experiencia parece darme una lección. Si lo que pasa es interesante y la historia está bien armada, la gente creerá, porque al final ese es el juego. Entramos al cine para creer. Para creer que el desorden y la sinrazón de la vida pueden tener un sentido oculto. Y que de aquel sentido puede surgir incluso una esperanza y una conclusión. La conclusión de Haggis es clara y simple, como la verdad. Existen muchas razones para odiarnos, para desconfiar, encasillar y discriminarnos los unos a los otros. Pero la única solución posible es dejar todo eso de lado y querer al otro como a un semejante. Nada nuevo. Ya lo dijo otro tipo mucho antes y ya sabemos lo famoso que se hizo. Pero nunca está de más recordarlo, amigos míos. Vean “Crash”, les hará bien.

Foto: El mundo es un pañuelo y nosotros somos los mocos. Thandie Newton, de lo poco bueno de Misión Imposible II se luce acá teniendo encuentros y desencuentros con Matt Dillon, un policía bastante más malo que el de John C. Reilly.

Anuncios

2 comentarios »

  1. GOMEZ!!!
    Tus fieles seguidores están esperando un nuevo post… Blogs son como ir al gym, se paras una vez de empieza a dar cada vez más lata y al final terminas con un fisico deplorable como el mio.

    Comentario por Dunga — Miércoles, 22 febrero 2006 @ 9:30 am | Responder

  2. Muy cierto, muy cierto. De hecho mi respuesta va en el siguiente post…

    Comentario por Mitch Gómez — Miércoles, 22 febrero 2006 @ 11:04 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: