El Escribidor.

Miércoles, 8 marzo 2006

Mi primera canción.

Filed under: Posts Animonitos. — Miguel A. Labarca D. @ 6:57 pm


Hoy me quedé la tarde en casa, escribiendo. Es el guión de un capítulo de Animonitos titulado “La Oficina”. La idea es que Turo, el lobo marino, tiene una rutina agobiante. Se levanta muy temprano, toma una micro llenísima, trabaja en una pega tediosa sin parar y vuelve de noche en otra micro llenísima. Al volver, se da cuenta que los Animonitos lo pasan bien todo el día sin hacer nada útil. Decide revelarse contra la injusticia y los lleva a trabajar a su empresa, donde les consigue puestos gracias al azaroso “proceso de reclutamiento” que ellos tienen.
Obviamente se terminará dando cuenta que llevar a un Coipo ambicioso, un Huemul tonto, un Quirquincho bipolar y un Pingüino friolento a la oficina es la peor idea del mundo. Todo saldrá lógica y esperablemente calamitoso.
Hasta ahí todo normal. Uno más de diez guiones que debo perpetrar de acá a Abril. Lo novedoso es que se me ocurrió que la secuencia inicial, la elipsis narrativa de tres minutos mostrando el ruinoso día de Turo, debía ir acompañada de música. Y si partíamos en la mañana, temprano, la música debía ser tropical (si alguna vez han prendido la televisión abierta tipo seis de la mañana, verán que está lleno de locutores frenéticos poniendo merengue, regatón, salsa y mambo). Así que escribí una canción. Una canción tristísima, pero de ritmo muy alegre para ilustrar la insufrible vida de nuestro querido lobo. Y como nunca había escrito una canción en mi vida, la pongo acá como novedad del año. Para que, si Animonitos triunfa y la canción suena en todas las radios, digan que ustedes la leyeron primero y para que, si Animonitos fracasa, me recomienden como letrista de música infantil con contenido adulto. No he escrito casi nada de guión, pero valió la pena. Con ustedes, mi primera canción:

“Me Arruina la Rutina”
Letra: Mitch Gómez
Música: El Canario Negro
Arreglos y coros: Las teclas blancas.

El despertador salta
levántate y camina
los ojos aún me pesan
no puedo con la rutina.

El agua fría algo sirve
sin baño no valgo nada
un desayuno abundante
y después todo en picada.

El trabajo está re lejos
la calle requete fría
atrasado sin remedio
no era lo que yo quería.

La gente me empuja
el taco, smog, la bocina
la ciudad inmensa selva
me muero con la rutina.

La rutina mamá
la rutina papá
la rutina, matutina
me arruina, me arruina la rutina.

Preso en el escritorio
cansado de calcular
mi amigo el computador
no me deja respirar.

La jefa nunca descansa
almuerza solo lechuga
la siesta debo olvidar
nadie ayuda al que madruga.

Las horas no pasan nunca
roncando sobre el teclado
la silla me queda chica
y el clic me tiene cansado.

De vuelta es aún peor
apretado cual sardina
nunca avanzará éste taco
no puedo con la rutina.

La rutina mamá
la rutina papá
la rutina vespertina
me arruina, me arruina la rutina.

Cansado como una hormiga
vuelvo a mi casa reptando
comida, paz y camita
solo en eso voy pensando.

Pero mis panas no entienden
la fiesta empezó hace rato
la música suena fuerte
y bailando está hasta el gato.

La rutina mamá
la rutina papá
la rutina, vespertina
me arruina, me arruina la rutina.

Foto: Es del Storyboard del capítulo piloto: “El Cumpleaños de Turo”, pero también serviría para “La Oficina”. ¿Turo sufre porque es mal genio o es mal genio porque sufre? La verdad, no lo sabemos. El dibujo (junto a otros ciento sesenta) es de Pablo Salinas, quien ahora descansa de la rutina en Pucón. La canción no tiene música. Si alguien se anima… podría ser el comienzo de algo grande. O el final de algo chico, quien sabe.

Anuncios

4 comentarios »

  1. Me parece fantástica la canción y súper pegajosa. Espero que sea todo un éxito

    Comentario por Isa — Miércoles, 8 marzo 2006 @ 9:43 pm | Responder

  2. Y eso que no la has escuchado. Anoche Andrea llegó de estudiar y le puso música en dos patadas. Quedó buenísima, ritmo sound, un clásico instantáneo. Gracias por el comentario y suerte el Viernes.

    Comentario por Mitch Gómez — Jueves, 9 marzo 2006 @ 10:29 am | Responder

  3. Si le va mal a animonitos, vendesla a 31 minutos.
    Y mi abuela?

    Comentario por Andres Waissbluth — Jueves, 9 marzo 2006 @ 10:21 pm | Responder

  4. Le podemos vender Animonitos completo a 31 minutos. Con títeres todo sería más fácil.
    Tu abuela está bien. Hay un garrapateo de tres páginas en mi cuaderno de Bodoque que, espero, de origen a algo mejor éste fin de semana. Pensé en lo que dijiste sobre conocerse a uno mismo. Al final va por ahí la cosa. Con más precisión, la receta sería: “escribe sobre lo que conozcas” y como en general, lo que mejor conocemos somos nosotros… bueno, el Lunes te lo mando. No he olvidado la abuela.

    Comentario por Mitch Gómez — Viernes, 10 marzo 2006 @ 10:06 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: