El Escribidor.

Lunes, 10 abril 2006

“2046”

Filed under: Posts de Pelicula(s) — Miguel A. Labarca D. @ 10:18 am


Supongan que tienen ciertas intuiciones, ciertos tipos de ropa preferidos, ciertas músicas de cabecera, algunas frases bonitas, actrices muy lindas y, mucho, pero mucho estilo.
La mayoría pensaría que todo esto haría un maravilloso punto de partida para una película. Asumiríamos, eso sí, que todo éste material debe pasar por un cuidadoso proceso de trabajo para articularlo en un todo con sentido. Buscar una historia a la altura de tan alta inspiración y talento. Pensar qué es lo que realmente tenemos que decir a partir de éstas visiones germinales.

O… podrían hacer algo como 2046. Una película admirable por sus partes, por sus detalles, por sus chispazos ocasionales. Pero que como todo no llega a ningún lado, porque no se dirige a ningún lado, porque no quiere llegar a ningún lado, porque al igual que el protagonista, tiene un miedo horrible a comprometerse con cualquier cosa distinta a la estética y la onda churinfunflai.
Veamos. 2046 se trata de… nada. Hong Kong, años sesentas (igual que “In the mood for love”, que según lo poco que recuerdo, era bastante mejor) Un protagonista peinado a la gomina, galán chino, pero con actitud argentina. El tipo vive en hoteles, escribe novelas de ciencia ficción y se acuesta con sus vecinas de hotel. En realidad, no siempre se acuesta. A veces sale a comer, o lee sus cosas, o les ayuda en sus romances con otros tipos. Y a veces ellas no quieren estar con el y otras veces él no quiere estar con ellas. Y a veces se arrepiente y otras veces no. Entremedio, escribe una historia de ciencia ficción que se llama 2046 y que, cuando toma protagonismo, como a la hora de película, nos despierta un poco del cabeceo con la ilusión de que por fin la cosa va para algún lado. Pero el tren que abordan no llega a ningún lado y todo termina en unas imágenes preciosas de una androide mirando por la ventana de un tren futurista. Y una frase magnífica que, creo, es lo único que me emocionó realmente de toda la película: algo como que el amor es un tema de oportunidad. No basta sólo con encontrar la mujer perfecta, sino que hay que encontrarla en el momento adecuado.
Una película que reflexiona tanto sobre el tiempo debiera haber reflexionado aún más. Un editor inspirado podría haber reducido todo a… 20 minutos. Que serían maravillosos. La misma música, las mejores tomas, las mismas lindas chicas y el mismo protagonista yendo a ninguna parte. Y un espectador agradecido.Da la sensación de que la verdadera película era en verdad 2047, la historia que escribe el protagonista. El tipo enamorado de la androide. Pero el autor, igual de cobarde e indeciso que se su héroe, tuvo miedo de jugárselas y dar un paso definitivo en alguna dirección.

Foto: Ella es Ziyi Zhang y sus gracias saltan a la vista. ¿Cuál es la gracia del protagonista, en tanto? El huevón… fuma.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: