El Escribidor.

Martes, 25 julio 2006

Pequeñas grandes derrotas.

Filed under: Posts de la vida. — Miguel A. Labarca D. @ 10:38 am
Tags: ,

Un virus no necesita ser vivo para ser listo.

Estoy resfriado, me pica la garganta, me sueno a pesar de la pseudoefedrina y vivo en carne propia la insignificancia de mi condición humana. La ridiculez de nuestra existencia. El despropósito de nuestra ciencia y, en último término, de nuestra civilización entera.
Estoy seguro que si pudiéramos volver y preguntarle a un letrado de, por decir algo, el año 1600 qué pensaba que la humanidad alcanzaría primero, llegar a la luna o curar el resfrío, se hubiese reído de buena gana con una pregunta tan tonta. Curar el resfío es difícil, pero llegar a la luna imposible, o algo así.
Pero nada. Telecomunicaciones, internet, clonaciones, cinehoyts, sopas de sobre y CGI, pero para el resfrío, limonada, aspirina y espera sentado que se demora diez días.
Aunque Andrea, que trabaja la mitad de su tiempo atendiendo niños en un consultorio de Puente Alto, me cuenta que las mamás de los niños no piensan de la misma forma. Las mamases parecen no haberse enterado o no querer ver nuestra derrota y concurren en masa a que les vean a sus mañosos, gritones y obesos niños porque resulta que tienen mocos, doctora. Como mi señora es una santa y tiene paciencia de idem, se aguanta, sonríe y les da un Iboprufeno, una palmadita en la espalda y una linda sonrisa en lugar de decirles lo que decía su ex jefa, una doctora con más niños, mamases y anticuerpos en el cuerpo que las miraba con desprecio y les preguntaba: “¿Señora, ha escuchado cómo les dicen a los niños chicos?… Mocosos, ¿cierto?… ¿Y se ha preguntado por qué les dicen así? Porque los niños TIENEN MOCOS, tal como el perro tiene pulgas. Pero ni usted ni yo hemos escuchado de un mocoso que se haya muerto por los mocos o un perro por las pulgas, ¿cierto?”
A los lectores lejanos a la salud pública, el tema de los mocos les podrá parecer algo menor, una maña o un dato freak intergremial, pero en realidad es bastante más importante. Tal como el resfrío, pequeñísimas causas arrastran grandes consecuencias.
Veamos. Prendes la tele un día de invierno. Reportaje de periodismo facilista, superficial y alarmista. O sea, cualquier reportaje, a cualquier hora, en cualquier canal. La salud en crisis, los hospitales no dan abasto, niños en los pasillos, epidemia, pandemia los niños se van a morir porque no hay camas, respiradores ni doctores suficientes para tanta bronquitis y problema respiratorio grave. Y no es mentira. Es cierto.
Pero de lo que pocos hablan es que las culpables de que el sistema colapse son las mismas mamases de las que hablábamos antes. Las que por cualquier cosa parten con su racimo de niños (y los de la vecina, y los de la hija) directo al consultorio o, peor aún, al hospital. Y copan las horas médicas, las salas de espera y las camillas con niños que tienen mocos, en lugar de dejar el espacio para la gran minoría que realmente tiene fiebre, bronquitis, neumonia, etc.
Y esa es, de nuevo una pequeña ironía y una gran derrota. Porque la diferencia entre un virus y una bacteria se enseña, en teoría, en sexto básico. Y la diferencia entre un mocoso y un niño realmente enfermo se difunde por la tele, en folletos y la repite Andrea todos los días en el consultorio. Pero las mamás no escarmientan. Total el consultorio es gratis, tiene calefacción, tele y los niños lo pasan bien. Y el niño tiene mocos, doctora.
Es por eso que cada vez que amanece lloviendo o hace un frío himalayesco, como hoy, Andrea se alegra. Porque la lluvia y el frío, para los doctores de niños es un bendito filtro. A las mamases de niños con mocos les da lata salir de la casa y se quedan comiendo sopaipillas y comentando lo grave que está la cosa de la salud. Y sólo parten, enfrentando los elementos, las mamás con niños realmente enfermos; las únicas que siempre debieron ir. Y es que escarbando lo suficiente, todo empieza y termina en la educación. Y arreglar la educación es algo así como curar el resfrío; parece sencillo, pero ahí te quiero ver intentándolo.

Anuncios

2 comentarios »

  1. Divertido diagnostico del problema de la salud. Podrias hacer uno sobre la educacion o el transporte publico. Algun insight?

    Comentario por Dunga — Martes, 25 julio 2006 @ 12:04 pm | Responder

  2. Soy alumna en práctica de pedagogía en biología y debo decir que me parecio fantastica tu vision de los virus.
    Tengo que decir que llegue a tu comentario mientras estaba en busca de una motivación de una clase que debo realizar el jueves, y a decir vedad me encantaría poder utilizarlo para el comienzo de la clase.
    Si tienes inconveniente en que lo utilice, por favor hazmelo saber.

    Atte Karin Morales

    Comentario por Karin — Viernes, 15 junio 2007 @ 9:09 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: