El Escribidor.

Sábado, 30 diciembre 2006

El tema del verano.

Filed under: Posts de la vida.,Posts Linkeados. — Miguel A. Labarca D. @ 10:25 am

Ahora el tema es año nuevo. Pero desde el próximo martes, el tema pasará a ser las vacaciones, las playas, los móviles en La Serena, la reina del festival y los cientos de turistas. Yo me quedaré en Santiago, pero no es malo. Había un cuento que me hicieron leer en el colegio: “No Veraneo”. Era un cuento humorístico como de principios de siglo de un tipo que decidía veranear y le ocurría desgracia tras desgracia (en el campo, porque imagino que en ese tiempo no habían matinales con móviles en La Serena). La conclusión de él era precisamente “no veranear”, porque veranear era precisamente perderse la mejor época de Santiago. Santiago vacío, con fruta barata y con menos gente trabajando, pero trabajando contenta, relajada, dispuesta a hablar con tranquilidad y a gastar la plata de sus empresas con generosidad en películas y otras cosas lindas. Y al sumarle un trabajo con pisicina en el jardín y donde puedes ir en chalas y bicicleta, la idea me dejaba al borde de estar contento.
Para completar mi felicidad, llego éste comercial argentino que pillé en el cable a la pasada y que, obviamente, ya estaba en Youtube. Es un comercial, pero es mucho más que eso. Es una reflexión sobre la estupidez humana fomentada por las empresas de consumo masivo, periodistas de matinales y todos nosotros. La comodidad y falta de imaginación que convierte cualquier fecha en un concepto preformateado que muchas veces no tiene que ver con la realidad, pero aceptamos como real. Navidad: pascua feliz para todos, nieve, renos, viejo pascuero. Fiestas patrias: volantines, fondas, empanadas, antiácido. Y así también con el verano: arena, playa, bikinis y… el Tema del Verano.
Recuerdo una conversación hace como tres veranos. En Rapel, en casa de Julius, que me había generosamente invitado. Conversábamos que todos los hits veraniegos-pachangosos son iguales. Un estribillo en doble sentido: “el caramelo”, “el jamón”, “la antena parabólica”. Y siempre tenían meneo e instrucciones para bailar, etc.
Lo genial del comercial es que como El Quijote o todo lo verdaderamente genial es al mismo tiempo una parodia y el objeto mismo de su parodia. Se ríe de los comerciales veraniegos, pero es un comercial veraniego fantástico (y de una inmensa empresa). Y se ríe de los temas del verano, pero es al mismo tiempo el mejor tema del verano en décadas y estoy seguro que en Punta del Este lo escucharás en todos lados. Es abrazar el barro con amor hasta producir una perla.
Con ustedes, el tema del verano.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: