El Escribidor.

Domingo, 13 enero 2008

American Gangster (y sus micrófonos)

Fuimos con Andrea y su mamá a ver esta película al festival de El Mercurio en el Parque Bicentenario. Nunca había ido a estos festivales veraniegos al aire libre. Un poco porque no tengo la compulsión de ver las películas antes de su estreno y otro poco porque tenía prejuicios con la calidad de imagen y sonido. Y otro poco por la lata de ir, comprar la entrada antes, llegar antes para reservar asiento, esperar, etc.

Debo decir que la experiencia igual vale la pena. Es entretenido como experiencia, más allá de la película en sí. Santiago parece otra ciudad desde la orilla del río. Ojo eso sí con el frío. A uno se le olvida, pero aunque nos estemos cociendo en el día, en la noche la temperatura baja, y baja mucho. Un chaleco delgado o cortaviento puede no ser suficiente. Rescaten la chomba chilota del cajón de invierno. No tirarán mucha pinta, pero disfrutarán la película.

Sobre la peli. Muy bien, pero más de lo mismo. Ridley Scott y su guionista se sentaron a ver películas de gangsters e hicieron un megamix en clave negra. No hay cliché gangsteril que acá no esté. (ahora muchos spoilers) Tenemos el asesinato inicial en la cabeza, el gangster íntegro retando a sus hermanos pasteles y pintamonos, la familia, la escena de guardar DEMASIADOS billetes, el atentado contra el jefe de familia y, el peor cliché, la escena del gangster mirando bailar a la chica de su sueños. Por momentos incluso me pareció que Denzel Washington directamente imitaba a Al Pacino enojado. Y los clichés siguen en la forma de filmar y montar. Hay muchas de aquellas elipsis que me encantan en que al ritmo de una canción setentera se muestra por ejemplo el ciclo de distribución de la droga. O pausas tranquilas para momentos familiares. Las mejores y más novedosas escenas, para mi juicio, tienen que ver con la mamá de Frank: el momento Clos de Pirque en que le regala la casa y el reto final de la señora que se debiera ganar algún premio.

En resumen, esta es una película para aficionados moderados a películas de gangsters. Si no te gusta el género, mejor evítate una más. Y si te gusta demasiado, tal vez sientas demasiado deja vú.

Ahora, el punto freak de la noche fue la cantidad de micrófonos que aparecen en la película. Y ojo que no soy demasiado observador para los errores de las películas, pero acá era demasiado notorio. Una de tres escenas tenía un micrófono visible. Incluso a veces la caña completa. Lo raro es que estamos hablando de una peli de 100 millones de dólares y de un director que puede tener altos y bajos, pero que se caracteriza por su maestría técnica. ¿Qué pasó entonces?

No tengo una respuesta clara. En los foros de IMDB culpan a los proyeccionistas. Explican que le peli fue filmada en 4:3 (supongo que para darle un look retro) y que eso implica dejar un “aire” arriba y abajo que el proyeccionista debe “ajustar”. Suena razonable, dado que estábamos en un festival al aire libre, pero me parece raro que gente en Australia o USA que la vio en cines, alegue lo mismo. Y también es raro que no hayamos visto el mismo error en otras películas. Casi estoy por pensar que Ridley quiso pasarse de listo y lo dejó como error intencional para darle una onda setentera a la película. Por favor si alguien vio la película y tiene una respuesta, comente, que para eso son los blogs.

Anuncios

Blog de WordPress.com.