El Escribidor.

Viernes, 9 marzo 2007

“El Laberinto del Fauno”

Filed under: Posts de Pelicula(s) — Miguel A. Labarca D. @ 6:02 am

Me gustó la voz del Fauno.

Ayer tuvimos una interesante conversación en la oficina. Porque aunque el ingenuo piense que el cine se hace con cámaras luces y actores, la verdad es que el 90% del tiempo el cine se hace como todo el resto de las cosas… en una oficina, hablando por teléfono, mandando mails, escribiendo words y sumando exceles. Pero hay pequeños momentos en los que uno se detiene y dice verdad, directa o indirectamente ésto se trata de hacer películas y acá estoy, en una pausa del trabajo, hablando de películas con alguien que ha hecho películas (AW) y alguien que probablemente producirá y escribirá unas cuantas (Bendrix). Priceless, voy a disfrutarlo hasta que tenga que abrir el próximo Excel.
La discusión iba sobre los símbolos, el subtexto y la postura política que hay detrás de cada película. AW piensa que toda película que vale la pena tiene un mensaje político (entendido en un sentido relativamente amplio) y que hay que ser muy consciente, como escritor o director, de lo que uno quiere decir con cada película.
Yo estoy de acuerdo en que toda película que valga la pena tiene subtexto. Pero creo que no siempre el subtexto es político (así como no siempre es psicoanalítico o arquetípico). Y sobre la conciencia, creo que es un riesgo sobreanalizar el trabajo propio. Es obvio que uno tiene que tener muy claras sus motivaciones (sino por qué dedicar tres años de tu vida a algo), pero creo que esas motivaciones pueden ser de una gama muy amplia. Creo que el problema de sentarse a contemplar tu material y “hacerle la prueba de la blancura” tratando de ver qué estás transmitiendo con él, puede atentar contra la verdad profunda que te motiva.
Me explico (espero que mejor de lo que me expliqué en persona). Creo en la existencia del subconciente y creo en la expresión de ese subconciente a través de símbolos. Símbolos que pueden ser maravillosamente comunes a la raza humana (arquetipos) o tremendamente personales (persotipos… no broma, lo acabo de inventar). Whatever. El punto, de perogrullo si también creen en el subconciente es que en nuestra vida cotidiana ocultamos ese ser profundo a través de máscaras. No necesariamente censuras o represiones -aunque también- pero digamos máscaras de todo tipo que son una mezcla de lo que somos con lo que nos gustaría ser o lo que nos han enseñado que debiéramos ser. Y creo que la postura política de cada uno es en cierta forma un reflejo de nuestras máscaras. Tiene un poco que ver con lo que somos, pero otro poco con nuestras racionalizaciones, acomodaciones, amistades, lecturas y opinión del transantiago.
A lo que voy es que sentarse a racionalizar como autor el “mensaje” político de una película que no tuvo su motivación germinal en un tema político, me parece que es tapar con prosaica y contingente tierra los verdaderos e imprecederos tesoros del insconciente.
¿Y qué tiene que ver todo ésto con “El Laberinto del Fauno”? Un poquito. La verdad es que fui con expectativas altísimas a verla. Como dice Bendrix, hay críticos que son aficionados a decir que las películas que aún no llegan a Chile son lo mejor y más extraordinario hecho jamás… algo así pasó con “El Laberinto”, que es una buena, imaginativa y bien hecha película, pero nunca tanto.
La parte imaginativa es… imaginativa… pero tiene referentes muy directos para ser tan original. Es más bien un remix de Narnia con el Jardín Secreto, historia sin fin y toda la literatura infantil de post guerra con mundos encantados en el que el mal y el bien se enfrentan como una metáfora del… enfrentamiento entre el mal y el bien. Profundo… si tienes doce años.
La parte ligada a la realidad está bien hecha y mantiene el interés, pero cae en la maqueta. No alcanzó a molestarme porque al final es un cuento de hadas y está bien que los buenos sean buenos y los malos sean requetemalos. O sea, funciona, pero tampoco es para cortarse las venas.
Sobre el guión, hay unos cuantos cabos sueltos que no logré perdonar. Porque un cuento de hadas debe ser, sobretodo, causalmente lógico y transparente en su lógica. Acá vienen spolilers, ojo: pero, por qué tenían que abrir la bodega con la llave si habían hecho volar una locomotora, por qué Maribel no mató al ogro y por qué la pendeja se comió las malditas uvas. Leí las teorías explicatorias en IMDB y sí, uno puede inventar explicaciones, pero no es la idea, la idea es que no haya que buscarlas.
Y, acá cierro el círculo, ¿qué pasa con el significado político de la película? Si toda película, como dice AW tiene una lectura política, qué nos están queriendo decir acá. En la primera y delgada capa de la cebolla es el bien contra el mal. Pero qué clase de temática es esa. Muchos fanáticos de los super héroes o de el terror defienden películas indefendibles diciendo que se tratan del enfrentamiento entre el bien y el mal. Para mi esa es la temática más vacía del mundo. Decir que algo se trata del bien contra el mal es como decir que el conflicto se trata del conflicto. Tautología inútil. No quiero saber que hay buenos y malos, eso lo aprendí a los cinco años. Quiero saber por qué el bueno es bueno o por qué el malo es malo. Y aún más, quiero saber cuanto de malo hay en el bueno y vice-versa.
La segunda y más interesante capa de la cebolla es la interacción entre la fantasía y el mundo real. Acá no puedo dejar de hacer una reflexión sobre la prueba de la blancura de la película. ¿Cómo puede ser que en el contexto de la guerra civil española en el que, según la misma película, los republicanos representan el bien toda la simbología fantástica descanse sobre pilares monárquico-autoritarios?
La protagonista no es especial por ser humana, por ser una igual, por sus méritos. Méritos mis polainas, es especial porque es DISTINTA, NOBLE, ELEGIDA. Y al final (SPOILER) es homenajeada en una corte lujosa por una pareja real que no está a la MISMA ALTURA de sus súbditos, sino que está sobre DOS PILARES, por sobre el resto de la humanidad. Y, acá van más spoilers, las pruebas a las que se somete a la princesa revelan un sadismo y perversión de Dios Padre (literalmente hablando).
Ante estas contradicciones, saldrán los defensores de la película con dos respuestas. Primero que estoy sobre-analizando y que es sólo un cuento de hadas del que no hay que hacer lecturas tan profundas. Pero al final Del Toro se mete el mismo en temas de adulto, es justo que esperemos una medición de adultos.
Segunda respuesta, que los arquetipos monárquico-autoritarios siguen siendo las mejores expresiones del subconciente a pesar de que seamos liberales y democráticos. Una reina sigue siendo más glamorosa simbólicamente que una presidenta. No tengo una respuesta a esa objeción, pero pierdan cuidado que si me metiera a hacer una película sobre el tema, procuraría tenerla. Y me temo que Del Toro estaba más preocupado de lucirse con el make up.

Anuncios

5 comentarios »

  1. Yo otra vez. me gusto este comentario! Retomando lo de los animonitos.. o sea la veta animacion, este sabado MEGUMU ISHIGURO da una charla en el planetario usach a las 14.30 sobre animacion japonesa. quien es Ishiguro? un director que ha trabajado en pockemon, estudio ghibli con Miyazaki, y tiene su propias series como powerpuff girls Z (version japo de las chicas superpoderosas) si te interesa llamame a la oficina para pasarte un par de entradas (no me queda mucho). Si tienes tiempo pasa a verme a http://www.lmery.blogspot.com (nuevecito de paquete y por ende 100 por ciento perfectible). No tengo contacto con Parrao, pero si lo ves o le hablas cuentale, por si le interesa lo de la charla.
    Abrazos, Leticia
    PD relatos lo tuyo (en letras o videos) , hallazgos los youtubes de relleno (que igual entretienen)
    Pd2 aun no he visto los cortos, pero despues de lo del anime me pongo al dia.

    Comentario por Leticia Mery — Martes, 13 marzo 2007 @ 10:51 pm | Responder

  2. hey
    solo preguntaba si es que la historia esta basada en echos reales…
    como si en verdad ubo una chica de esa edad
    y si la trama es parecida ?
    o si todo es ficcion???

    Comentario por kat — Jueves, 18 septiembre 2008 @ 11:33 am | Responder

  3. mas claro no podia haber qedado! pase buscando en la internet alguien, qe no fuera solo yo, qe POR FIN tuviera un punto de vista diferente al de los demas sobre lo qe fue el laberinto del fauno! gracias de vdd qe disfrute leerlo tu “lo qe sea qe fue eso” haha!

    Comentario por Chelle Cross — Domingo, 26 junio 2011 @ 2:20 pm | Responder

  4. Hay gente intelectualmente mas básica que cuando no entienden una película solo se limitan a decir “no la entendi” y punto, pero hay otro tipo de personas, que al no entender, caen la imprudencia de armar una explicación basada en la misma superficialidad que movió a los primeros a decir que no entendian, pero sin la honestad de los mismos, a ese tipo de personas se los conoce como insolentes. Eso es lo que sos vos, tu critica de la película es la mas supina manifestación de lo antedicho.

    Comentario por Sukoi — Martes, 9 agosto 2011 @ 7:28 pm | Responder

  5. Wonderful article! That is the kind of information that are supposed to be shared across the internet.
    Shame on the seek engines for not positioning this
    put up upper! Come on over and consult with my site . Thanks =)

    Comentario por celebs without makeup — Miércoles, 29 mayo 2013 @ 7:43 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: