El Escribidor.

Viernes, 29 septiembre 2006

La hermética parábola del celular perdido.

Filed under: Posts de la vida. — Miguel A. Labarca D. @ 11:47 am

El templo por fuera. Yo entré por otro lado.

Necesitaba una cámara mini-DV para bajar el material del corto que grabamos el sábado al computador y comenzar a editarlo. José Miguel me llama el lunes en la tarde-noche y me dice que puedo ir a buscar la suya en ese momento. Tenía que comer con mis papás en poco rato, así que partí apurado, con lo puesto. Y lo puesto era mi pijama y un pantalón de buzo. Los buzos son muy cómodos, pero es una mala idea usarlos en la vía pública porque no tienen bolsillos confiables. (more…)

Anuncios

Miércoles, 27 septiembre 2006

“Caché”

Filed under: Haneke,Posts de Pelicula(s) — Miguel A. Labarca D. @ 8:29 am

Me acordé de Horacio Quiroga por acá...

Fuimos a verla el sábado en la tarde al Hoyts de La Reina. Sábado, Hoyts, muchos niños, pop-corn, afiches coloridos y trailers con explosiones.
Pero la cola para entrar a la sala era un paréntesis, un lunar en la colorida euforia del lugar. Andrea y yo éramos los más jóvenes. Todo el (numeroso) público era mayor de cuarenta y muchas parejas mayores de sesenta. No parecían acostumbrados a hacer cola para entrar al cine, miraban a todos lados, preguntaban para qué película era. Nadie tenía popcorn. (more…)

Lunes, 25 septiembre 2006

Buen rodaje.

Filed under: Posts de la vida. — Miguel A. Labarca D. @ 12:52 pm

maria-angelica-recortada.jpg

El Sábado tuvimos un buen rodaje, muy lejano a otras experiencias estresantes, aterradoras y catastróficas que tenía en el recuerdo. Con Andrea llegamos al Apumanque un cuarto para las diez. Paxeco y María Angélica Arcos nos estaban esperando. Entramos con ellos al patio de comidas que estaba vacío a esa hora. Al poco rato llegó José Miguel Cartagena con Alex, su asistente. También llegó Gigi, mi socia, con sus dos hijos y su marido, así que tuvo algo de paseo familiar la cosa. (more…)

Jueves, 21 septiembre 2006

“EYF”

Filed under: Mis VIDEOS — Miguel A. Labarca D. @ 8:34 am

La idea era hacer un corto. Teníamos el guión, los actores, las locaciones. Nos faltaba la plata. Se nos ocurrió hacer una sinopsis del corto usando fotografías. Pero la sinopsis quedó tan parecida y tan distinta al corto que muchos se confundían y nos preguntában qué corto queríamos hacer si ya habíamos hecho uno. Decidimos asumirlo y lo bautizamos “corto experimental”. Así ganamos el primer premio en categoría experimental del Festival de Cine Digital de Viña.
Los actores son Eduardo Paxeco (protagonista de mi próximo corto), Daniela Oyarzún y Pablo Cifuentes. El arte es de mi amiga JC. Y la foto fija de Héctor Catalán. Y el genial escultor Arrisi nos prestó la casa de sus papás. El resto por cuenta de Parrao y mía. Después Skyjoker hizo un genial menú de DVD para presentar el proyecto, pero eso, lamentablemente no lo verán acá.
Mirando hacia atrás, creo que hubiese sido mejor idea haber grabado el corto con la plata y las cámaras que teníamos en el momento. No se si es buena idea gastar esfuerzo haciendo trailers si se puede invertir un poco más de esfuerzo y hacer un trabajo completo.
Si les interesa, acá pueden leer el guión del corto que nunca filmamos. O el guión completo de éste corto, como quieran verlo.

Miércoles, 20 septiembre 2006

De vuelta a los cortos.

Filed under: Posts de la vida. — Miguel A. Labarca D. @ 1:58 pm

Nuestro corto empieza con éste s�mbolo, pero no es proselitista.

Si todo sale bien, éste Sábado estaré grabando un cortometraje (o nanometraje) de cortísima duración, pero, esperamos, enorme potencial. Es una idea muy simple y que ojalá quede tan buena como la imaginamos. Aún no tiene título, pero podría ser “NO FUMAR” o “FOTOGRAFÍAS”.
La cercanía de un rodaje produce un vacío en el estómago similar al del primer día de clases cuando estás en educación básica y tres meses de vacaciones fueron más que suficiente. Es un miedo rico.
Nuestro protagonista será el gran Eduardo Paxeco quién, me acabo de enterar, forma parte del nuevo proyecto de Andrés Wood (además de hacer las voces de Manolín y Bolo en Animonitos).
La idea original es de Parrao quien vivió realmente la anécdota (o parte de ella, sin el final de película) y dio el primer empujón para volver a hacer cortos. Aunque su vida en el mundo de la publicidad-web hacen del tiempo su bien mas escaso, sabemos que estará ahí apoyando, en cuerpo, espíritu o alma, más que sea.
Don José Miguel Cartagena será el co-realizador, cinematógrafo y co-productor de la aventura, quien aportará (espero) toda la rigurosidad técnica y formación audiovisual que mis cortos han demandado en vano en el pasado.
Finalmente debo mencionar a Ritch quién me dijo que era un vago que buscaba excusas para no hacer las cosas. Gracias a esa frase, estoy haciendo ésto. A Dunga, que me acompañó a supervisar la locación sacrificando un precioso sábado en el que tenía planificado… no hacer nada. Y a mi maravillosa señora que es el principal soporte y mecenas de todas éstas lindas inciativas.
Eso sería. Si tienen la mañana del Sábado desocupada y quieren salir o ayudar en un corto, contáctenme.
Mañana voy a postear un videito para que se acuerden de el bueno de Paxeco.

Martes, 12 septiembre 2006

“El Camino del Samurai”

Filed under: Jarmusch,Posts de Pelicula(s) — Miguel A. Labarca D. @ 9:39 am

Ghost Dog es un samurai moderno, pero antiguo.

No entiendo qué ganan exactamente los diarios al hacer promociones incluyendo películas. Suelo comprar las películas en los quioscos y los quiosqueros nunca siquiera me sugieren que lleve el diario.
Pero es una suerte, en todo caso, que películas tan buenas como esta estén al “alcance de cualquier bolsillo”. No son precisamente ediciones de coleccionistas. No traen extras, ni comentarios, ni distintos idiomas de subtítulos, pero son originales y se escuchan y ven impecablemente.
“El Camino del Samurai” es una de mis películas preferidas. Es, en cierto sentido, una película milagrosa, porque tiene mezclas improbables que acá, milagrosamente, funcionan a la perfección.
Si a priori alguien te habla de una película que mezcla un código samurai (real, por lo demás) con un negro hip-hopero asesino a sueldo amante de las palomas que tiene un amigo vendedor de helados haitiano con el que no se entiende palabra y conoce a una tierna niñita que es una gran lectora, pero al mismo tiempo trabaja para unos ridículos mafiosos italianos amantes de los monos animados retro… bueno una sonrisa irónica sería lo máximo que podríamos esperar.
Pero el resultado es maravilloso. Una película indefinible, en el medio de muchas cosas, siendo todas y ninguna a la vez. Tal como muchas películas independientes parecen eludir los géneros, “El Camino del Samurai” los abraza y apapacha todos, mezclándolos, ridiculizándolos y enalteciéndolos al mismo tiempo.
No sé de quién es el mérito acá. El Jarmusch que yo he visto en otras no le llega a los talones a ésta película.
Algún espíritu muy antiguo y sabio debe haberle estado dando instrucciones al oído.

Sábado, 9 septiembre 2006

“El Entrenador”: primer borrador listo.

Filed under: Posts de la vida. — Miguel A. Labarca D. @ 3:08 pm

La infaltable pizarra... con las secuencias... tarjadas.

Ayer fue un buen día porque terminé el primer borrador del guión de largometraje que estoy escribiendo con mi co-autor, editor, mutilador, montajista y villano autoral en las sombras.
En base a una escaleta escena por escena que habíamos acordado antes (luego de conversas, investigación y mucho messenger) me senté a escribir el guión, desde el comienzo hasta el final, a razón de dos secuencias diarias. Cada secuencia fueron entre cuatro y cinco escenas.
Una observación debo hacer aquí. Es cierto que no hay fórmulas absolutas, ni recetas, y que un método puede empujar a uno y empantanar al del lado. Pero en mi caso, el consejo de Bob de escribir el guión recién después de tener totalmente clara la trama, escena por escena, ayuda un montón. Es la diferencia entre andar a tientas por un camino oscuro y circular con un mapa carretero. Sin cerrarse a pequeños desvíos y lindos paseos intermedios, pero con el destino y la ruta general muy clara.
¿Dónde está el espacio para la exploración, el azar y la incertidumbre? Bueno, antes, pero mucho antes de sentarse a escribir dos secuencias al día. Mi humilde opinión.
El primer borrador tiene 207 páginas lo que daría origen, aproximadamente a tres horas y media de película. Tres horas y media que tendremos que reducir a una duración humana en los siguientes borradores.
En el fondo, mi partner recibe una vaca gorda y algo amorfa. Su pega es convertirla en bife de chorizo. Espero que con mi ayuda y sin salpicar demasiada sangre.
El título es “EL ENTRENADOR”, pero antes fue “ENTRENADOR PERSONAL” y “ANIMALES”.
¿Les gusta alguno? ¿Ninguno? ¿Todos?
Del resto, ya iré contando.

Jueves, 7 septiembre 2006

Andrea y los carteles en alemán

Filed under: Posts de la vida. — Miguel A. Labarca D. @ 11:14 am

Otto Krauss, Otto Krauss, Otto Krauss...

Andrea tuvo que ir a recorrer consultorios de la zona centro de Santiago. Una obligación rutinaria de su trabajo como coordinadora de coordinación de algo relacionado con salud pública.
Y a Andrea le tocó visitar un consultorio bastante nuevo, al que nunca había ido, en una comuna popular de nuestra capital.
En su recorrido le llamó la atención un detalle en la señalética que colgaba en las paredes del consultorio, señalando cosas como “Salida”, “Entrada”, “Farmacia” o “Rayos-X”. Debajo de cada frase en castellano los carteles tenían escritas lo que parecía ser (porque andrea no sabe alemán) la traducción de las mismas palabras en idioma alemán.
A Andrea le extrañó el detalle. Estamos en Chile. Acá muy poca gente habla alemán. Menos en Santiago. Y deben ser menos aún los que siendo capaces de leer y entender alemán son incapaces de leer y entender “Salida” en castellano. Pero, pensó, tal vez el gobierno alemán o alguna institución de beneficencia aportó plata para el consultorio. Esas cosas pasan. Tal vez es una suerte de tontorrón homenaje a la colonia alemana por su aporte a la salud pública chilena.
Y siguió su recorrido ocupada, imagino, en otros y más trascendentes pensamientos.
Pero al terminar su visita y despedirse del director del consultorio, Andrea no pudo evitar la pregunta:
– Una cosa me llamó la atención -dijo educadamente- ¿Por qué están todos los carteles escritos en Alemán?
– No es Alemán -contestó el director del consultorio, algo confundido-. Es mapudungun, señorita. El idioma mapuche. Forma parte del programa de integración de pueblos autóctonos.
Y claro. Ahora todo tenía sentido para Andrea. Y de rebote, sentido para mi. Ahora entendía a lo que se referían los políticos cuando decían cosas tan bonitas como integración de los pueblos originarios. No se refieren necesariamente a mayor educación, vivienda, oportunidades de trabajo, calidad de vida y trato justo que son las cosas que uno equivocadamente piensa que integran a la gente (mapuche, alemana, colombiana, belga) a sus sociedades. Nada de eso. Se refieren a carteles bilingües en los consultorios.

Miércoles, 6 septiembre 2006

“El rey de los huevones”

Filed under: Boris Quercia,Posts de Pelicula(s) — Miguel A. Labarca D. @ 6:24 am

Al final, ni siquiera es tan huevón.

Quería que ésta película fuera buena. Me cae bien Boris Quercia. Además de su innata pinta de chileno buena onda, uno no puede más que alegrarse de que un actor con ganas, buen ojo y mucha, pero mucha conexión con el público haya logrado darle el palo al gato de la manera que él lo ha hecho. (more…)

Lunes, 4 septiembre 2006

Infinita estupidez humana.

Filed under: Posts de la vida. — Miguel A. Labarca D. @ 9:50 am

Mama m�a let me go!!!

La frase del título es una línea inolvidable de una película que es una pequeña joya debido a su tono menor, su ingenio y su valiente opción de terminar sin explicar ninguna cosa (pero resolviéndolas todas). Si la han visto, lo recordarán: “EL CUBO”, se llamaba.
De una día para otro, un grupo de personas aparecían presas en una estructura de cubos en la que cada cubo conducía a otro cubo. Habían cubos asesinos y habían desplazamientos de cubos. Hacia el final, alguien dice que lo que los espera afuera es “A boundless human stupidity.”
Recuerdo ésto a propósito de la estupidez repetitiva, sin sentido y encadenada que tuve el placer de presenciar en mi computador hace unos días. (more…)

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.